SLIDER

AL COMPÁS DE FRIDA

A los 19 años Betina Bianculli decidió irse por tres meses a Europa. Lo que allí vivió la impulsó, algunos años después, a radicarse en Málaga, España, donde aprendió a "disfrutar la vida al aire libre, el sol, la playa y los veranos interminables". Eso nos cuenta en la reciente entrevista que nuestra querida amiga, Vicky Fernández, le hizo para el blog de Puentestudio. Allí también nos cuenta que, a los 30 años, se mudó a Londres para estudiar inglés por tres meses, sin saber que el destino le tenía otra carta escondida: conocería a quien luego sería su pareja y padre de su hija Manuela, y los tres meses se volverían mucho más largos.


Betina trabaja con las manos. Fue su abuela quien le enseñó el arte de la costura y el tejido, a una Bet pequeña que estaba lejos de imaginar que algún día la conocerían como Frida Florentina más de 60.000 seguidores de su vida en colores, su pasión por Frida Kahlo, las plantas y el mate (una costumbre argentina que mantiene constante más allá de los cambios y mudanzas). 
En sus fotografías entramos a su casa, recorremos su taller y materiales de trabajo, caminamos por los distintos espacios y hasta podemos sentir la comodidad de su sofá rojo, rodeado por "las mujeres de su living" como ella misma denomina a los personajes que nos miran desde sus cuadros y almohadones. Porque para Betina, los objetos tienen una fuerza especial, una energía propia que puede ser captada y transformada en pura creatividad.




En la casa de Betina (que no solo me hace pensar en Frida Kahlo sino también en las películas de Almodóvar) se escucha música todo el día y su hija Manuela, vestida como una bailarina de flamenco, se divierte jugando al compás. Qué lindo debe ser crecer en una casa así, rodeada de creatividad y talento, de amor y libertad. En poco tiempo, le cuenta Bet a Vicky, el jardín de su casa se transformará en un espacio para dar talleres sobre distintas técnicas handmade. Qué privilegio el de las vecinas de Norwich y alrededores que puedan acercarse a esta casa mágica y salir de allí transformadas por esta experiencia vital en colores.
Mientras tanto, desde Argentina, seguiremos disfrutando de su arte y generosidad a través de sus fotos. No se pierdan la serie "mujeres argentinas y creativas por el mundo" a la que Betina le dedica un lugar especial en su cuenta de IG: un muestrario fascinante del talento de muchas mujeres que, como ella, viven lejos de nuestro suelo. Porque el compás del mundo creativo trasciende cualquier frontera y nos encuentra siempre unidas en el más lindo canto a la vida.




En la pared del cuarto de Manuela, un flamenco de Aviloti, a quien también le dedicamos un post en Place de la Folie.
Pueden verlo acá.



* Todas las fotos de este post pertenecen a Betina Bianculli y fueron obtenidas de su cuenta en Instagram. ¡Muchas gracias Betina por regalarnos tanta belleza!



     

4 comentarios

  1. Que lindo y cuanta mención a mi entrevista :) Un placer seguir compartiendo Sofi! nos vemos pronto en Puentestudio en tu super taller <3
    besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Claro que sí, Vicky! ¡Ya falta poco para nuestro workshop! Un beso grande y sigamos disfrutando de esta comunidad de amigas que llamamos Instagram, jajaja.

      Eliminar
  2. Sofi, me encantó el post y conocer un poco más a Frida, si viviera allá sin duda asistiría a sus cursos handmade. Y su casa es un sueño hecho realidad!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, linda! Espero que logremos combinar pronto para un cafecito. ¡Abrazo enorme!

      Eliminar

© Place de la Folie • Theme by Maira G.