SLIDER

EL ENCANTO DE LO SINGULAR

Cuando era chica, Carina Michelli soñaba con ser profesora de literatura. Imagino una niña curiosa de ojos rasgados y profundos, fascinada por los aromas exquisitos en la cocina de su abuela. Una niña que fue construyendo su vida con paciencia, como aquella vez que vio en una revista una lámpara que le encantó y no dudó en recorrer 80 kilómetros para comprarla. Aunque, en ese entonces, su casa era tan solo uno de sus proyectos y no la belleza de luz natural que conocemos hoy, a través de sus fotografías.


La literatura, sigo imaginando, debe haberla llevado al periodismo; carrera que estudió y que luego fue cediendo su lugar a otros proyectos: la vida familiar, el nacimiento y crianza de sus dos hijas, la casa soñada. Sin embargo, la "marca literaria" (si podemos hablar de tal cosa) está presente en sus fotografías y en su particular estética de la vida cotidiana, como una melodía dulce pero jamás empalagosa.


 
Sus fotografías hablan el idioma de las tardes tranquilas o de las mañanas en soledad donde todo está aún por hacerse. En sus capturas el movimiento se detiene, el trajín de la ciudad queda a muchos kilómetros de distancia, el monstruo de la ansiedad y el estrés se retira resignado. No sé cómo será su vida cotidiana, pero sé que existe una paz interior que es imposible de aparentar y, cuando es real, se deja ver a través de cualquier luz, sin importar los filtros.




Detrás de las fotografías de Carina, hay una gran lectora que sabe encontrar la poesía en lo más simple, el encanto de lo singular, los colores más lindos de las flores. Y, sobre todo, hay una mujer que estudia, que se perfecciona, que aprende y comparte los oficios que le apasionan. Una mujer no sólo delicada sino dedicada, que busca una perfección interior, sin mandatos ni prejuicios (leí en esta imperdible nota de Sólo para mí que combina cuidadosamente flores artificiales con ramas de eucalipto y hojas de caña natural para lograr los preciosos ramos que vemos en sus fotos).


Vuelvo a imaginar y, en algún futuro cercano, veo finalmente editado su libro de poesía, cuyas palabras sospecho tan justas como las flores que acompañan amistosamente las tazas de su dueña. Por suerte ya podemos leerla en DOS CASAS, el blog que escribe junto a su amiga Loli, donde cada detalle compartido libera por fin su belleza y profunda singularidad.


* Todas las fotos de este post pertenecen a Carina Michelli y fueron obtenidas de su cuenta de Instagram. Muchísimas gracias Carina por permitirme compartir la belleza de tu forma de vida.

12 comentarios

  1. duvinas palabras para lo que hace y muestra Cari! es 100% reflejo sus imágenes que nos transportan todos los dias...y como si esto fuera poco son fiel reflejo de su forma de ser, natural, cálida, afectuosa, transparente y generosa! besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Vicky! No la conozco personalmente pero se nota que es una persona muy linda y especial. Besosssss.

      Eliminar
  2. Anónimo3/7/16 13:27

    Divinas palabras, justa descripción... así es ella!
    Silvina
    CASA PINES.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Silvina! ¡Qué lindo cuando una persona genera tanto amor y cariño!

      Eliminar
  3. Que linda nota.. (así como todas las q leo siempre aca =) soy ñoña jaajaja)
    Lindisimas palabras y es tan real esa poesia q transmite esta genia en sus fotos.. dan tanta calma.. y hambre muchas veces! jaajajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias China! Así es... ¡El aroma traspasa la pantalla y estamos todas reunidas en su cocina! ¡Abrazo grande!

      Eliminar
  4. Que hermosas palabras!! y creo la describen muy bien a Cari y a sus fotos.
    Me encantó leerte así que me quedo por acá!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenida Vero! ¡Qué bueno que te haya gustado! Abrazo grande.

      Eliminar

© Place de la Folie • Theme by Maira G.