SLIDER

LA GRIPE Y SUS FANTASMAS

29.5.16

Hay días más difíciles que otros. Días en que las defensas te juegan una mala pasada y te enfermás, te duele todo el cuerpo y a veces también el alma. No siempre avisan. Suelen irrumpir como una ola inesperada en el medio del mar de la rutina. Entonces algo pasa. Algo cambia. Tus seres queridos te cuidan, se preocupan por vos. Las aguas se dividen y ves todo más claro. Estás ahí en la cama, a lo sumo podés abrir ligeramente los ojos, los párpados te pesan como nunca.

Susan Sontag por Peter Hujar
2 comentarios

EL DESCONOCIDO DE SÍ MISMO

22.5.16

Le robo el título a Octavio Paz. Se lo robo descaradamente porque no es fácil escribir sobre Fernando Pessoa. ¿Cómo es posible decir algo acerca de una figura múltiple? Fernando Pessoa es también Alberto Caeiro, Álvaro de Campos, Ricardo Reis, Bernardo Soares y otros tantos autores ficticios. Ni siquiera podemos hablar de un tal "Fernando Pessoa, él mismo" porque ese también vive en esa extraña región de la ficción que, intempestivamente, irrumpe en la realidad desarmándola, señalándonos sus costuras, su falsa naturaleza. La ficción y la realidad, escribió Enrique Vila-Matas, son como dos viejos cónyuges que comentan a dúo el mundo. Y Pessoa lo sabía muy bien.

Fernando Pessoa, por Almada Negreiros

2 comentarios

TRAS LOS PASOS DEL CONEJO BLANCO

14.5.16

Hay un mundo inspirado en Alicia, esa niña rubia y curiosa capaz de llorar tanto que sus lágrimas forman un mar entero. Un mundo donde se sueña con los ojos abiertos y el despertar no es más que un cambiarse de lentes para enfrentar los colores del día. Hablo del mundo de Belinda Téllez, quien con sus fotos nos ficcionaliza, nos sumerge en un cuento fantástico, nos convierte en una especie de hada que todavía no ha descubierto sus poderes. O de princesa olvidada.


No hay comentarios

EL ANIMAL MÁS TERRIBLE

11.5.16

Un niño juega con sus hermanas en la ladera de un monte. Corren, hacen picnics, suben hasta la cima y, desde allí, se dejan maravillar por la abundancia de la selva tropical atlántica, por la fiesta de sus infinitos verdes. Señalan divertidos una cascada que se ve a lo lejos, se ríen, vuelven a la casa satisfechos, con los pulmones repletos de oxígeno y alegría.
El niño crece. Su padre no quiere que permanezca en la chacra. Lo envía a París, donde el niño estudia economía, obtiene su doctorado, se enamora, satisface la voluntad paterna. Hasta que un día, en un congreso académico, descubre la fotografía. Y su mundo cambia.

Fuente: Sean Gallup/Getty Images Europe
11 comentarios

PERDERSE EN LA DIRECCIÓN CORRECTA

6.5.16

Anna camina por las calles de París con un globo rosa. No tiene 5 años, tampoco 10. Tiene unas piernas largas, una cara que me recuerda a la genial escritora Clarice Lispector y un acento extranjero porque es australiana y un día decidió vender todo para perseguir su sueño de vivir en París. Tiene también un marido que la adora: un francés divino que, además de ser un reconocido chef, es quien dispara la cámara de The Balloon Diary, un paseo por distintos lugares hermosos que se quedan grabados en la memoria como una primera cita.


2 comentarios

LA (OTRA) FELIZ

3.5.16

Una ciudad no es solo una ciudad. Son sus calles y monumentos, sus rincones secretos; pero también es la gente que vive en ella y los múltiples modos en que es percibida, sentida, incluso soñada. Cuando vi las fotos de Paula Amenta por primera vez, tuve dos sensaciones inmediatas: me costaba creer que se tratara de Mar del Plata (mi ciudad natal) y, al mismo tiempo, esas fotos correspondían exactamente a lo que yo siempre había pensado que era Mar del Plata (y, por eso mismo, no había visto nunca en otras imágenes que no fueran las mentales).

6 comentarios
© Place de la Folie • Theme by Maira G.