SLIDER

SOBRE MURAKAMI Y LA FUERZA

8.2.19

Anoche terminé de leer ¿De qué hablo cuando hablo de escribir? de Haruki Murakami. Confieso que empecé a leerlo con cierta desconfianza. Las críticas a este autor suelen ser despiadadas. Por otra parte, es el primer libro de él que leo (quizás por esta misma razón). Tengo ahí Crónica del pájaro que da cuerda al mundoKafka en la orilla y aún no he entrado en su universo. Pero algo en esta colección de pequeños ensayos como para leer a un auditorio de veinte personas -así los define el propio Murakami en el epílogo del libro- me atrapó. Me hizo sentir bien. Puede haber sido su sencillez: una escritura simple y directa; una experiencia de vida donde prevalecen la fuerza de voluntad, la búsqueda de sí mismo, de la propia voz. 


El escritor japonés Haruki Murakami
4 comentarios

LA SOLEDAD, MODELO PARA ARMAR

26.1.19

Uno de los primeros cuentos largos que escribí fue "Soledad sin pena". Tenía 11 años y la anécdota me la había contado mamá de su propia infancia, que yo veía tan lejana y distinta a la mía. Recuerdo que me esforzaba en recrear a la niña que había sido mi madre, para entenderla a ella y (hoy pienso) para entenderme a mí. El título me gustaba por su ambigüedad. "Soledad" era también el nombre de la protagonista, a quien su madre hacía traer del almacén pesados botellones de leche.

 Esta foto la saqué el año pasado en El Delta. Me quedo con su liviandad y su delicadeza.
6 comentarios

ESTO NO ES UN BALANCE (¿O SÍ?)

19.12.18

Y de a poco se escapa el 2018. Se va yendo, lento pero firme, como un barco que se pierde más y más en el horizonte. En diciembre del año pasado tenía la misma sensación que ahora: el año se me había pasado demasiado rápido. No sé a ustedes pero a mí cada vez me cuesta más hacer balances. Antes los disfrutaba. Era como ir de paseo al parque de diversiones de mi año. Ya no me ocurre así. No porque ya no sienta mi vida como un parque de diversiones sino porque me cuesta "ponerle peso" a las cosas. La balanza ya no me funciona y a medida que pasa el tiempo me resulta más difícil encontrar el equilibrio entre mis vivencias y lo que recupero de ellas. Lo que tampoco quiere decir que no las recuerde. Más bien todo lo contrario. Siento mi memoria tan viva en mi presente que no logro tener claro hasta qué punto estoy construyendo recuerdos como si se tratara de un rompecabezas o un juego de encastre como los que disfruto con mi hija.

Uno de mis primeros paseos en mi bici nueva.
Gracias a mi querida amiga Pau por la foto y por todos los momentos hermosos que compartimos. 
10 comentarios

LA LUZ DE LAS ESTACIONES: MARÍA ANGÉLICA PÉREZ

1.12.18

La pequeña María Angélica escucha a su padre cantar La Marsellesa. Lo mira con admiración, todavía sin saber que varios años más tarde la fascinación de ese hombre la llevará a estudiar francés, a construir su diccionario personal de la biografía de François Truffaut, su director de cine favorito. "Las palabras y las imágenes fueron mi refugio" cuenta María Angélica y uno empieza a entender de dónde surge el amor por los detalles de esta mujer que saca fotos con la mirada del corazón.

María Angélica retratada por Alberto, su compañero de vida
No hay comentarios

INSTROSPECTIVA

29.9.18

Siempre me costó hablar de mí. No sé por dónde empezar a contarme. Recuerdo que, cuando empecé a escribir Place de la Folie, mis dudas giraban en torno a esto mismo. ¿Iba a hablar de mí o qué? ¿Acaso no es para eso un blog? En ese entonces todavía no había nacido mi hija. ¿Qué pasó después? El blog se fue convirtiendo en otra cosa. Había demasiados desplazamientos en mi vida, cambio de prioridades, sacudidas de todo tipo. También hubo mucho dolor. Un dolor sobre el que todavía no puedo escribir pero cuya cicatriz ya no me asusta. La reconozco, forma parte de mí. Este es mi nuevo cuerpo.

Autorretrato 
4 comentarios
© Place de la Folie • Theme by Maira G.